Actualización a WordPress 2.5.1

Me había descuidado un poco (pereza) con las actualizaciones de WordPress en mi blog (este blog). Todavía estaba ejecutando la versión 2.2 cuando la última versión es la 2.5.1.. La verdad es que cuando algo funciona y funciona bien siempre te cuesta encontrar justificación y tiempo para cambiarlo y eso me pasaba con la versión 2.2. de WordPress.

Pero el caso es que las actualizaciones, además de introducir nuevas funcionalidades, también corrigen fallos y problemas de seguridad; así que tarde o temprano hay que autoconvencerse y actualizar.

Además desde la última vez que actualicé WordPress han cambiado muchas cosas, la principal es la aparición de un plugin de nombre WordPress Automatic Upgrade Plugin, un plugin que en poco tiempo ha alcanzado la madurez y el reconocimiento suficiente para que incluso en la página de WordPress en la que se explica el proceso de actualización se recomiende su uso en el segundo párrafo.

Bueno, pues manos a la obra. El plugin se instala como cualquier otro plugin de WordPress: se descarga, se descomprime y se coloca en el directorio wp-content/plugins de la instalación de WordPress; después de esto lo tenemos ya disponible como un plugin más en el menú de administración de nuestro WordPress.

Como siempre la primera recomendación es hacer una copia de seguridad de absolutamente todo, pero eso es para cobardicas, yo lancé el plugin sin preocuparme de esas tonterías 🙂

El caso es que el plugin lo primero que hace es, precisamente, hacer copia de seguridad de absolutamente todo: ficheros y base de datos. Genera unos ficheros comprimidos con ambas cosas y te insta a bajártelos al PC local (me lo puso tan fácil que hasta lo hice).

Después el plugin ejecuta de forma automática todos los pasos de una actualización de WordPress: bajarse la última versión del software, descomprimirlo, desactivar todos los plugins activos, poner el site en modo de mantenimiento, copiar el software a los directorios adecuados, reactivar los plugins que estaban activos, volver a dejar el site operativo y actualizar la base de datos si es necesario.

Todo este proceso lo puede ejecutar paso a paso: te va informando de lo que ha hecho, de lo que va a hacer y tú tienes que ir pulsando “Siguiente” para avanzar; o de forma totalmente automática en la que no requiere ningún tipo de intervención por parte del usuario.

En mi caso todo funcionó a la perfección (prueba de ello comprobaréis que este blog está ejecutando ya la última versión de WordPress) exceptuando un detalle: no fue capaz de reactivar los plugins que estaban activos en el momento de iniciar la actualización.

Conclusión. La actualización de WordPress es un proceso que no excede los 3 minutos y que no exige ningún tipo de conocimiento por parte del usuario. Un gustazo.

Actualización a WordPress 2.1

Acabo de actualizar el WordPress que soporta está página a la versión 2.1.

La versión WordPress 2.1 Ella fue lanzada el pasado día 22 de Enero. Lo de Ella es en homenaje a Ella Fitzgerald.

Esta versión incluye un montón de mejoras, que todavía tengo que explorar, las que a priori me parecen más interesantes son:

  • Autoguardado de las entradas mientras las estás escribiendo.
  • Nuevo editor con pestañas que permite cambiar de modo WYSIWYG a modo de edición de código de forma inmediata mientras escribes una entrada
  • Un editor visual totalmente reescrito que ahora incluye corrección ortográfica (eso ya lo tenía solucionado con Firefox 2.0)
  • Se definir cualquier página como la página inicial de la web (había un plugin que hacia esto), lo que facilita mucho utilizar WordPress como un gestor de contenidos estándar.
  • Optimización de todas las queries MySQL lo que redunda en una mejora del rendimiento.
  • Mucho más AJAX en el interfase, lo que debería hacerlo más cómodo y rápido.
  • Incluye la última versión del imprescindible plugin Akismet.

Este es el primer post que escribo con esta nueva versión. Todavía no he tenido ocasión de probar muchas de estas mejoras pero desde luego la lista parece muy prometedora.

Por otro lado la actualización, como todas en general de WordPress, ha sido muy sencilla.

  • Hacer backup de todo, por si acaso
  • Descomprimir la nueva versión sobre la antigua (hay que conservar algunos ficheros)
  • Ejecutar el script de actualización

El proceso de actualización completo está  perfectamente descrito en la web de WordPress, como siempre.